Desconozco si tienes hijos, sin son niños o niñas y si les gusta Star Wars y Disney Channel, o si te gustan a ti ;), pero al leer esta noticia no he podido resistirme a comentarla (ya sale mi lado friki y feminista). Disney ha lanzado una colección de cortos de animación bajo el título de Star Wars Forces of Destiny que se pueden ver en su canal de Youtube.

El primer grupo de 8 episodios se lanzó en julio (aunque en España fue en agosto) y otro adicional se ha estrenado este otoño. Star Wars Force of Destiny es una iniciativa de expansión de la licencia desarrollada por  la división de productos y medios interactivos de la marca e incluye una línea de juguetes desarrollada por Hasbro y también una serie de libros para jóvenes.

            

Pero lo que me ha llamado la atención no es la “idea marketiniana” y de “desarrollo de productos”, sino la iniciativa de crear historias inéditas sobre las heroínas de la famosa saga como Rey, la princesa Leia, Jyn Erso, la reina Amidala  o Maz Kanata. Según Kathleen Kennedy, presidenta de Lucasfilm, los cortos son para cualquiera que se haya inspirado en el heroísmo de Leia, el coraje de Rey o la tenacidad de Ahsoka.  Aquí tienes el primer episodio. También se pueden ver en la web de Disney Channel español.

Además la mayoría de actrices que interpretaron estos personajes han prestado su voz a sus réplicas animadas (en la versión original). Así Daisy Ridley es Rey, Felicity Jones en el caso de Jyn Erso y Lupita N’yongo interpreta a Maz Kanata.

Espero que la factoría Disney repita el éxito que ha tenido con sus princesas en este lado más “guerrero”.

Fuentes de información: Mujeres a seguir, Star Wars.com  Fuente de imágenes: Star Wars.com, vídeo (canal Disney Channel de youtube).

 

Anuncios

Esta semana he recibido un correo de IKEA, no empezaba con el titular de este post, pero sí que  en el cuerpo del mensaje me instaba que permitiera a mi culo escoger el sofá, pues es él quién más tiempo pasa pegado al sofá. ¡E IKEA tiene toda la razón! (cuando tengo tiempo de sentarme en él claro ;))

Me ha parecido una de las campañas más divertidas de la firma y los 3 spots no tienen desperdicio. Cada uno destaca un punto que solemos tener en cuenta a la hora de cambiar de sofá: calidad, diseño y funcionalidad. La agencia responsable de estos simpáticos anuncios ha sido McCann y el título “Campaña cular”.

 

 

Sinceramente me han hecho sonreír y considerar a IKEA como el primer establecimiento para mirar sofás (por cierto, el mío ya está pidiendo una jubilación :)).

Fuente vídeos: Canal Youtube IKEA

 

Desconozco si has visto el anuncio de la nueva campaña de General Electric, se trata de un spot realizado por BBDO New York y forma parte del gran objetivo de GE, que para el año 2020 haya 20.000 mujeres trabajando en posiciones técnicas dentro de la empresa.

Me ha encantado y considero que es un paso más hacia la igualdad de género y oportunidades. Felicidades a la agencia y al cliente. Muy diferente de otras marcas. Espero que pronto podamos reconocer a numerosas inventoras y que no queden en el anonimato como la gran mayoría en el pasado.

Comparto el vídeo para que veas a la pequeña Molly, la protagonista.

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Hasta la semana que viene 🙂

Fuentes: Marketingdirecto.com, Youtube (Canal General Electric).

 

 

Cada vez somos más los que compramos en internet de forma habitual, el informe que publica ONSTI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la SI) sobre Ciberseguridad y confianza en los hogares españoles, publicado en abril de este año indica que más del 41,2% de los españoles confía mucho en internet y apenas un 2,2% desconfía de la red.

Sin embargo no es oro todo lo que reluce y no está de más comprobar algunos puntos en las tiendas on-line que visitamos. Jordi Vives, country manager de Trusted Shops, empresa dedicada a certificar la calidad de tiendas online, indica 4 puntos que nos pueden ayudar a reconocer una tienda on-line falsa.

  1. No aparecen los datos de la empresa ni un teléfono de contacto.  Debemos buscar información de la tienda, además de un número de teléfono para poder contactar fácilmente.
  2. Los precios son demasiado baratos. Nadie regala nada. Si una una tienda online nos muestra un producto con un precio 4 veces más bajo del que ofrecen en el resto de tiendas, posiblemente sea un engaño.
  3. No hay ningún comentario sobre la empresa o los que hay son negativos.  Es importante mirar opiniones de otros usuarios. Si no podemos encontrar nada en la misma web, podemos buscar en foros o en redes sociales. Si no encontramos nada o no hay opiniones favorables… Mejor no arriesgarse. 
  4. No se puede devolver ninguno de los productos comprados. Se acostumbra a tener un plazo de 14 días para cambiar o devolver el producto. Puede haber modificaciones, pero la información ha de aparecer de forma clara, para saberlo y si no se puede cambiar, se ha de indicar el motivo.

Según Jordi Vives “si una tienda online no está 100% contrastada o si algunos de los requisitos anteriores no acaban de encajar, lo mejor es no hacer la compra para evitar riesgos”.

Fuente: El mundo de la ADC. Imagen: Freepik.com

 

Aunque parece muy fácil y obvio la mayoría de los puntos que se detallan a continuación sobre cómo hacer frente a las críticas en las redes, una cosa es la teoría y otra muy diferente es la práctica, y encontrarte tú mism@ lidiando con el problema no es tarea fácil.

Lo que sí es cierto es que los comentarios negativos es un riesgo-realidad al que se enfrenta cualquier marca u organización con perfil o página en una red social.

Para empezar hay que distinguir entre críticas de usuarios-consumidores (yo soy una de ellos) que comentan o se quejan de un producto o servicio (y que por cierto, mi experiencia personal  en general ha sido muy positiva con los responsables-community managers, ¡felicidades!), los trolls, personas que se aburren mucho y sólo quieren fastidiar o marcas competidoras que buscan perjudicarte, pero que en muchos casos le sale el tiro por la culata, y los haters, término muy usado en Youtube y tal vez el más peligroso, ya que este último se lo puede tomar muy en serio, es mucho más hiriente que el troll e incluso llegar a los insultos por el mero hecho de insultar.

Pero ante todos los casos, son muy útiles los siguientes puntos:

  1. Se ha de mantener la calma y pensar cuál es la mejor manera de contestar: no debemos dejarnos llevar por el enfado del momento y tenemos que ser lo más empíricos posible. Podemos conseguir que la persona llegue a mostrar una postura distinta.
  2. El tiempo de respuesta es clave: cuanto antes mejor. Para evitar un debate sobre la crítica y que se genere una comunidad. Si se preve que la actuación de la empresa puede crear polémica, adelantarnos y dar una explicación antes que los usuarios empiecen a quejarse es una buena idea.
  3. Reconocer el error, averiguar el motivo y dar una solución: si se ha hecho una mala actuación, se de admitir y solucionarla. Siempre se pueden cometer errores, reconocerlos es de sabios. La sinceridad y esfuerzo por corregirlos ayudan a fidelizar al cliente enfadado e incluso a convertirlo en un embajador de la marca.
  4. Actuar con transparencia y no censurar: generalmente no se ha de corregir o eliminar los comentarios negativos. Se acaba descubriendo y la reacción puede ser peor y encima multiplicada. Sí es cierto que se puede hacer excepciones en los casos de mensajes con insultos, imágenes obscenas, alusiones a la violencia o racistas, etc.
  5. Mantenerse en un tono neutral y utilizar un lenguaje adecuado en las comunicaciones: no nos podemos rebajar a su nivel. Un trato cordial y neutro puede tranquilizar al usuario irritado y redirigir la conversación.
  6. ¡Importante! Si no tenemos una respuesta clara, mejor esperar: aunque el tiempo de respuesta es muy importante (comentado en el punto 2) para resolver una crisis, lo es mas dar una información veraz y concluyente. Si el comentario negativo se nos escapa de nuestras competencias o no tenemos información al respecto, se le ha de solicitar al responsable, e incluso escribir la respuesta bajo su supervisión. Esencial evitar malentendidos que empeoren la situación.

¿Has tenido que enfrentarte a alguna situación de crisis? ¿Cómo la has resuelto?

Fuentes información: Initec, Agencia Friday. Imagen: Freepik.com (Designed by katemangostar / Freepik)