Archivos para abril, 2012

Hola, no sé vosotros pero yo considero que  NO todo vale en publicidad, y menos el sexo para vender o servir de reclamo, pero debo estar completamente equivocada. Ayer mismo, en un calle de Sabadell, pude ver este cartel en una tienda de compra-venta de oro.

A primera vista, evidentemente llama la atención: SEXO GRATIS, pero si afinamos más y leemos todo el texto, pretende ser un juego de palabras, aprovechando los diferentes tamaños del texto,  SIN GRACIA NI RELACIÓN con el producto o servicio. Como dijo en una ocasión el escritor  Camilo José Cela, ¿Qué tiene que ver el culo con las témporas?

Además, no es nada original, ya apareció en internet y si no recuerdo mal, en algún telediario, esta misma publicidad en un taller mecánico. He encontrado la foto en paperblog.com.

A los más salidos…su gozo en un pozo. Nada más lejos de la realidad.

¿Creéis que es un buen reclamo?¿Que vale la pena?

Anuncios

Hol@, la mayoría de usuarios, frikis, apasionados, etc. de las redes sociales y entorno tecnológico, sabemos, más o menos,  qué es un código QR (Quick Response), un tipo de código de barras bidemensional que permite, mediante una aplicación,  ofrecer información exclusiva, fotos, etc. de las páginas web de empresas y marcas.

Fue creado en Japón en 1994 por la empresa Denso-Ware y hoy en día son muy populares y su uso es de lo más variopinto. Hace poco un creativo se tatuó uno en el brazo y lo ha puesto “a la venta” al mejor postor, (de verdad que hoy en día hay tantos frikis como gustos y colores ;-)), pero lo que me ha llamado la atención, ha sido la noticia, leída en marketing directo, en la que se explica que los códigos QR, ya han llegado a los cementerios, en concreto a las lápidas. -y no es nuevo, según explica, ya el año pasado empezaba la tendencia pero ahora se ha intensificado.

En concreto, una funeraria de Indiana (evidentemente Estados Unidos, dónde si no), Allen Monument Company, se ha puesto las pilas y es la única empresa en Indiana que ofrece estos códigos en las lápidas, según dice su fundador, Randy Allen, también comenta que es una otra forma de recordar a los seres queridos. Así, por ejemplo, un cliente cuyo hijo de 26 años había muerto, explicó que el código QR instalado en su lápida permitió a sus amigos compartir fotografías en su sitio web conmemorativo, así consiguió recuerdos y fotografías se su desaparecido hijo que ellos no tenían.

No os perdáis este vídeo donde aparece la noticia:

Independientemente de ser más o menos friky o adecuado: ¡Esto sí que es crear una necesidad y conquistar un nicho de mercado! -nunca mejor dicho ;-)- ¡Los códigos QR han conseguido pasar al otro mundo!

Fuentes: Marketingdirecto.com y Pymex

¡Hola! He considerado oportuno comentar la información referente  a la nueva ley “anticookies” que se ha publicado en el País, en la sección tecnología, el 13 de abril.

Adrián Segovia, en su artículo, explica detalladamente en qué consiste y cuáles son los efectos inmediatos siendo el más destacado, si se aprueba en el Congreso de los Diputados, que antes de lanzar las cookies cada site deberá informar al internauta de si la acepta o no y explicarle el uso que harán con la información. Así, no se acepta como autorización expresa las opciones que el usuario tiene en su mano de anular en cualquier momento la cookie en su navegador. Total, que el usuario ha de aceptar la recogida de datos, aunque el registro es anónimo.

Ni la Unión Europea, ni el texto adoptado en la regulación española especifica cómo obtener el consentimiento. Además, muchos son accesos a webs cuya razón social está fuera de las fronteras de la UE, lo que complicaría la aplicación de la directiva a la totalidad de los sites por los que libremente navega un internauta conectado desde Europa.
Evidentemente, la publicidad on-line está que trina y en contra de la nueva Directiva. Muchas asociaciones como IAB Spain, ya ha realizado varias acciones para protestar contra la nueva medida y mantener vigente la actual, además de informar sobre la  publicidad on-line (tema privacidad).
La medida de UE, ahora adaptada en España, tiene una penalización directa en el desarrollo de la publicidad en Internet y, como consecuencia inmediata, en los soportes dependientes de esta inversión. Por otro lado, otorga ventajas significativas a los mercados que no aplican restricciones tan severas en el uso de las cookies, como EEUU. Las consecuencias son que podrían ralentizar el desarrollo industrial que está experimentando Internet en Europa en general y España en particular, uno de los pocos sectores que mantiene niveles positivos de contratación en un país que ha alcanzado máximos históricos en la tasa de paro.
Si queréis acceder al artículo completo, “clickad” aquí.
Fuente: El País. Sección Tecnología 13 de abril de 2012

                                        


Hola, feliz martes :-).

Me apetece comentar el día de ayer, Sant Jordi, que aunque parece un día festivo no lo es. Mucha gente lo solicita de fiesta y este año, muchos ya la teníamos obligatoriamente ;-), así que decidí embarcarme en la aventura de intentar pasear por Rambla Catalunya, digo intentar, porque en algunos tramos era imposible. Gente por doquier, incluso en los lavabos del centro comercial del Triangle, como se puede apreciar en la foto ( y no hay mucha en el momento de hacerla). Es un de los puntos en los que el día de ayer se recaudó más, seguro. (A 0,20€ la entrada si no tenías ticket de compra del centro comercial o del parking). Yo hubiera montado una paradita de libros, FNAC, toma nota el año que viene ;-).

Pero, en fin, he de reconocer que me encanta curiosear libros en las paradas, reconocer a algún autor más o menos mediático y disfrutar de la vista que ofrecen las paradas de rosas en todas sus facetas: flores, joyas, cerámica, peluches. Ayer aumenté la familia literaria con 6 adquisiciones para adultos y niños:

La simiocràcia (Aleix Saló, Debolsillo)

Quan érem feliços(Rafel Nadal, Destino)

El enredo de la bolsa y la vida (Eduardo Mendoza, Seix Barral)

El meu llibre gegant de dinosaures (MacMillan Infantil i juvenil)

Bambi (Alimara Edicions)

El retall (Stéphane Servant -Cécile Bon Bon, Intermón Oxfam Editorial)

Porque, aunque me encanta el mundo 2.0, no puedo resistirme al romanticismo del papel. De momento… lo siento E-book, tendrás que esperar. Deseo que hayáis disfrutado también de la Diada de Sant Jordi.

Un saludo.


Hola, buen inicio de semana y ¡Feliz Sant Jordi! Hoy voy a aprovechar para pasear por las paradas de libros y a realizar la compra para lo que resta del año, al menos lo intentaré, ya tengo una lista :-). Pero antes quería comentar hoy un artículo que me ha interesado sobre las 4 R  (3R+1) que he leído en Marketing Directo. Se trata de una propuesta de Mike Bloxham en Media Post, donde enumera las 4 R para tener éxito en el marketing moderno, teniendo en cuenta que cada vez el consumidor es más poderoso en estos tiempos de los Social Media, pero no por ello las marcas han de desentenderse o dejarlo todo en manos de los clientes, lo que ocurre es que el marketing se ha de adaptar a los nuevos tiempos, como nosotros ;-).

1. Reach (Alcance). Las marcas deben tratar de llegar al mayor número de personas de su público objetivo a un coste aceptable. En realidad, esto ha sido siempre así. Los únicos cambios vienen impuestos por variables como la interactividad y la movilidad de los nuevos medios.

2. Receptivity (Receptividad). La receptividad consiste en llegar al público objetivo en el momento más adecuado en función de los objetivos de la marca y de los del cliente. Para lograr el mayor índice de receptividad, las marcas deben apostar por el contenido emocional y práctico.

3. Resonance (Resonancia). Si la marca ha utilizado el mejor medio para llegar al público objetivo y ha fabricado mensajes de la manera más efectiva posible, su campaña debería alcanzar un alto nivel de resonancia entre la audiencia. Mediante la resonancia, las marcas buscan o una respuesta física (“Compra ahora”) o una respuesta emocional (“Confía en la marca”) por parte del cliente.

4. Relationship of choice (Relación de elección). El cliente nunca es propiedad exclusiva de la marca. Éste tiene la capacidad de elegir con qué marca quiere estar en cada momento.

Hasta mañana 😉