Posts etiquetados ‘Islandia’

Golden Euros

Imagen de Freepik

Hola de nuevo, en primer lugar, disculpad el retraso en el post, ayer me fue imposible, además quería indagar más sobre un correo que recibí  sobre unas noticias que se habían ido publicando en el New York Times durante el año pasado, que hablaban, entre otras exquisiteces, de cómo Emilio Botín y  su familia tenía unas cuentas secretas establecidas desde la Guerra Civil en la banca suiza HSBC que ascendían a 2.000 millones de euros que nunca se habían declarado a las autoridades tributarias del Estado español. O cómo nada menos que 569 españoles, incluyendo a a grandes nombres de la vida política y empresarial habían hecho lo mismo con 4 duretes que tenían perdidos.

Como yo en un primer momento, muchos pensaréis que es un bulo la noticia, así que decidí investigar el nombre de la persona que firmaba: Vicenç Navarro, Catedrático de políticas Públicas de Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy en  The Johns Hopkins University. Y sí, existe, tiene una biografía que muchos ya la quisieran, un blog de lo más interesante  que habrá que seguir, y está disponible en catalán, castellano e inglés.

Lo que sí me sorprende es que en el correo recibido aparecían nombres como  José María AznarDolores CospedalRodrigo Rato; etc. Mientras que en el artículo del Sr. Navarro, según se leyera en la revista digital o en su propio blog no especificaba más nombre que la familia Botín o también aparecía el padre del President de la Generalitat, Artur Mas. Así que como yo no he encontrado una fuente fiable donde aparecieran más nombres que la familia Botín, prefiero abstenerme, pero creo que no se salva ni Dios.

Aquí os dejo el texto de la noticia que me ha llegado, pero también lo podéis encontrar en el siguiente link, en el blog del Sr. Navarro. Corresponde a un artículo publicado por él en la revista digital SISTEMA, en octubre del año pasado. Se me ponen los pelos como escarpias al reflexionar sobre lo que dice. ¿Y vosotros qué opináis? ¿Somos conscientes de quiénes nos gobiernan? Porque yo me siento según decimos por aquí “Cornut i pagar el beure” (Cornudo y a pagar la bebida) o también “Cornudos y apaleados”. He preferido obviar otro dicho que se me ocurre en castellano, porque es un mucho más vulgar.

LA BANCA, EL FRAUDE FISCAL Y EL NEW YORK TIMES, artículo de Vicenç Navarro. 

El New York Times ha ido publicando una serie de artículos sobre Emilio Botín, presentado por tal rotativo como el banquero más influyente de España, y Presidente del Banco de Santander, que tienen inversiones financieras de gran peso en Brasil, en Gran Bretaña y en Estados Unidos,además de en España. En EE..UU. el Banco de Santander es propietario de Sovereign Bank.

Lo que le interesa al rotativo estadounidense no es, sin embargo, el comportamiento bancario del Santander,sino el de su Presidente y el de su familia, así como su enorme influencia política y mediática en España. Un indicador de esto último es que ninguno de los cinco rotativos más importantes del país ha citado o hecho comentarios sobre esta serie de artículos en el diario más influyente de EE.UU. y uno de los más influyentes del mundo. Es de suponer que si se escribieran artículos semejantes, por ejemplo, sobre el expresidente Zapatero, tales reportajes serían noticia. No así en el caso Emilio Botín.

Una discusión importante de tales artículos es el ocultamiento por parte de Emilio Botín y de su familia de unas cuentas secretas establecidas desde la Guerra Civil en la banca suiza HSBC. Por lo visto, en las cuentas de tal banco había 2.000 millones de euros que nunca se habían declarado a las autoridades tributarias del Estado español. Pero, un empleado de tal banco suizo, despechado por el maltrato recibido por tal banco, decidió publicar los nombres de las personas que depositaban su dinero en dicha banca suiza,sin nunca declararlo en sus propios países. Entre ellos había nada menos que 569 españoles, incluyendo a Emilio Botín y su familia, con grandes nombres de la vida política y empresarial .

Según el New York Times, esta práctica es muy común entre las grandes familias, las grandes empresas y la gran banca. El fraude fiscal en estos sectores es enorme. Según la propia Agencia Tributaria española, el 74% del fraude fiscal se centra en estos grupos, con un total de 44.000 millones de euros que el Estado español (incluido el central y los autonómicos) no ingresa. Esta cantidad, por cierto, casi alcanza la cifra del déficit de gasto público social de España respecto la media de la UE-15 (66.000 millones de euros), es decir, el gasto que España debería gastarse en su Estado del Bienestar (sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios a personas con dependencia, y otros) por el nivel de desarrollo económico que tiene y que no se gasta porque el Estado no recoge tales fondos. Y una de las causas de que no se recojan es precisamente el fraude fiscal realizado por estos colectivos citados en el New York Times. El resultado de su influencia es que el Estado no se atreve a recogerlos. En realidad, la gran mayoría de investigaciones de fraude fiscal de la Agencia Tributaria se centra en los autónomos y profesionales liberales, cuyo fraude fiscal representa -según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español- sólo el 8% del fraude fiscal total.

Es también conocida la intervención de autoridades públicas para proteger al Sr. Emilio Botín de las pesquisas de la propia Agencia Tributaria. El caso más conocido es la gestión realizada por la exVicepresidenta del Gobierno español, la Sra. De la Vega, para interrumpir una de tales investigaciones. Pero el Sr. Botín no es el único. Como señala el New York Times, hace dos años, César Alierta, presidente de Telefónica, que estaba siendo investigado, dejó de estarlo. Como escribe el New York Times con cierta ironía, “el Tribunal desistió de continuar estudiando el caso porque,según el juez, ya había pasado demasiado tiempo entre el momento de los hechos y su presentación al tribunal”. Una medida que juega a favor de los fraudulentos es la ineficacia del Estado así como su temor a realizar la investigación. Fue nada menos que el Presidente del Gobierno español, el Sr. José Mª Aznar, que en un momento de franqueza admitió que “los ricos no pagan impuestos en España”.

Tal tolerancia por parte del Estado con el fraude fiscal de los súperricos se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos. La solidez de tal argumento, sin embargo, es nula. En realidad, alcanza niveles de frivolidad. Ignora la enorme concentración de las rentas y de la propiedad existente en España , uno de los países donde las desigualdades sociales son mayores y el impacto redistributivo del Estado es menor. Los 44.000 millones de euros al año que no se recaudan de los súper ricos por parte del Estado hubieran evitado los enormes recortes de gasto público social que el Estado español está hoy realizando.

Pero otra observación que hace el New York Times sobre el fraude fiscal y la banca es el silencio que existe en los medios de información sobre tal fraude fiscal. Tal rotativo cita a Salvador Arancibia, un periodista de temas financieros en Madrid, que trabajó para el Banco Santander, que señala como causas de este silencio el hecho de que el Banco Santander gasta mucho dinero en anuncios comerciales, siendo la banca uno de los sectores más importantes en la financiación de los medios, no sólo comprando espacio de anuncios comerciales, sino también proveyendo créditos -aclara el Sr. Salvador Arancibia- “…medidas de enorme importancia en un momento como el actual, donde los medios están en una situación financiera muy delicada”. De ahí que tenga que agradecer al diario que se atreva a publicarlo, porque hoy, artículos como los que publica el New York Times y el mío propio, no tienen fácil publicación en nuestro país. Es lo que llaman “libertad de prensa”.

————–

Al final me remito a mi post del pasado 8 de julio: Islandia ¿Por qué no seguimos su ejemplo? ¿Por qué no dejamos que los bancos se hundan en la miseria como se merecen? Seguro que nos iría muchísimo mejor.

Fuentes de información:

Blog Vicenç Navarro,The New York Times,Revista Digital Sistema

Hola de nuevo, este fin de semana me ha llegado un correo, de esos de tipo viral, preguntando porqué no se hablaba en ningún medio de  comunicación de Islandia, y sin embargo, nos bombardeaban sobre el lío de Egipto. ¿Hay censura en los medios? Dejando de lado que sea o no sea cierto, es que buscando en google Islandia, la noticia más reciente es del ABC, del 7 de junio de este año: La solución de Islandia para salir de la crisis: ni un céntimo para los bancos, aquí se justifica la acción de dejar en bancarrota a los bancos porque no eran islandeses, pero indica que claro, aquí al ser españoles, no es lo mismo, ¿y qué? ¿Por qué no dejarlos que se pudran aunque sean españoles? Han sido igual de chupópteros y ladrones. Respecto a que no tienen el euro y pueden devaluar la moneda, no creo éste sea el hecho principal por el cual han salido de la crisis.

La siguiente noticia que encontramos, entre webs de viaje y la Wikipedia, ya es del 3 de abril del 2011, de El PAÍS, bajo el título: Islandia enjaula a sus banqueros, la tercera vuelve a ser de abril, pero en este caso de  2012, de Cinco Días: Islandia se convierte en la envidia de Europa,  luego, nada, sólo webs de viaje, un atlas…  Entonces busco islandia y la crisis, y aparece una noticia del 24 de abril de 2012, del Mundo (titular sin desperdicio): La crisis de un país menos poblado que la capital de Las Palmas y un documental de la 2, emitido el 2 de abril que podemos ver en el siguiente link,Islandia, de la crisis al renacimiento.Luego sí que aparecen más noticias, de enero y febrero.

Realmente me ha extrañado que no hubiera más, más recientes, y más medios  hablando de ello o que no aparecieran en las noticias de la televisión. ¿Por qué?

Buscando información y comparando con el correo recibido, puedo constatar que:

En Islandia, el pueblo ha hecho dimitir a un gobierno completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos contrajeron con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su Constitución.

Y todo ello de forma pacífica. Toda una revolución contra el poder establecido que había llevado hasta la crisis actual. ¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomáramos ejemplo?

Recapitulemos:

2008. Se nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota.

2009. Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. (Os imagináis aquí dimitiendo alguien? Como no sea con los pies por delante…). Continua la pésima situación económica del país. Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a Gran Bretaña y Holanda el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todas las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

2010. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum (alguien en España, ¿sabe lo que es? Aparte del referéndum por la autodeterminación en Catalunya, que no le han dado la más mínima importancia).

Enero de 2010. El Presidente se niega a ratificarla y anuncia que habrá una consulta popular (Rajoy, ¿te atreves?)

Marzo 2010. Se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos. Paralelamente, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. ( Aquí, el PP se quedaría sin gente y el PSOE tampoco se escaparía). La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados abandonan el país.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una nueva Constitución que recoja las elecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la Constitución danesa. (Aquí, llevan años debatiendo tocarla para cambiar la ley sálica, para echar a llorar). Para ello se recurre directamente al pueblo soberano:

Se eligen 25 ciudadanos sin afiliación política, de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.

La asamblea constitucional comienza su trabajo en febrero de 2011 para presentar un proyecto de Carta Magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebran por todo el país. Debe ser aprobada por el actual parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Si resumimos la corta pero intensa y positiva Revolución Islandesa sería así:

Dimisión de todo un gobierno en bloque.

Nacionalización de la banca

Referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas cruciales

Encarcelación de responsables de la crisis

Reescritura de la Constitución por los ciudadanos.

El pueblo islandés ha dado una lección a toda Europa, plantándole cara al sistema, dando una lección de DEMOCRACIA al resto del mundo, y saliendo de la crisis, a primeros de 2012, sin brotes ni cánticos de ningún color.

A todo esto…¿Se ha comentado en la radio?¿Ha salido en las noticias? NO, la Eurocopa es más importante, la Roja nos va a sacar de la crisis, va a pagar las hipotecas y va a evitar los desahucios.

¿Aquí sería posible? ¿Con un gobierno cuyo partido político está en su mayoría metido en Bankia? ¿A qué esperamos para reaccionar? ¿A que suban el IVA reducido del 8 al 18%, siendo el 70% de los productos de nuestra compra diaria? ¿Hasta dónde vamos a aguantar? ¿A que Rato vuelva a dirigir otra entidad bancaria? (Que por eso no ha aceptado la indemnización de 1,2 millones de euros, para poder irse a la “competencia”, ya que una cláusula de la indemnización le prohibía ejercer en otras entidades/empresas del sector, no por otro motivo).

Vosotros, ¿qué opináis?

Fuentes información: @ recibido y noticias de las fuentes citadas en el texto.