6 gestos que nos traicionan… O no

Publicado: junio 19, 2016 en Comunicación, Fuentes de inspiración y documentación, Sector Editorial
Etiquetas:, , ,

Para la gente de comunicación no es nada nuevo la comunicación no verbal, y que si  observamos con atención, una persona nos puede dar más información que la meramente oral. Pero muchas veces no lo tenemos tan en cuenta como deberíamos y por eso me ha llamado la atención el artículo de Francesc Ginebresa en el digital de cultura Núvol donde reúne algunos de los gestos y su significado oculto recopilados en el libro del escritor francés, psicólogo y experto en lenguaje no verbal Joseph Messinger Ces gestes qui vos trahissent (Éditions First).

Comparto 6 de ellos:

Las axilas                                                                                                                                                                                                                                      Las axilas son los vértices del optimismo y del pesimismo. Hay suficiente con un tic gestual tan normal e inofensivo como poner la mano debajo del hombro para saber si somos más positivos o negativos. El optimista protege la mano derecha bajo el hombre izquierdo y la palma de la mano bajo la axila entra en contacto con los latidos del corazón. La axila izquierda es el rincón simbólico del optimismo; como el corazón bate, todo funciona.

Optimista-Joseph Messinger

Optimista

La encajada de manos
Dar la mano a otra persona es un gesto de bienvenida, de apariencia formal y agradable. Pero hay saludos que esconden segundas intenciones. Por ejemplo en el caso de una persona que te da la mano derecha y te aprieta el codo el bíceps derecho con su mano izquierda. Es una señal que evidencia su intención de manipularte desde el primer momento (aunque yo en este caso discrepo un poco, también puede indicar cercanía y proximidad, empatía, dependiendo de la duración y “apretón”, por así decirlo).

Encajada-de-manos-Joseph Messinger

Encajada de manos

En cambio, cuando alguien te observa desde abajo, significa que le causas impresión ( y yo añadiría: o que eres muy alto/a ;)).

Mirada desde abajo

Mirada desde abajo

También hay otras miradas que se refuerzan con la posición de las manos, concretamente lo dedos y en el caso que se indica aquí, el dedo índice. El hombre de la ilustración disimula los labios con el dedo, un gesto típico de un individuo fanfarrón.

Fanfarronada-Joseph Messinger

Persona fanfarrona

La sonrisa                                                                                                                                                                                                                                Quién ríe tirando la cabeza hacia atrás con la garganta desplegada, sin restricción, es una persona que sabe tomar decisiones y a quien no le afectan las dudas.

Sonrisa de persona decidida

Sonrisa de persona decidida

La persona indecisa, por el contrario, acostumbra a mostrar gestos que delatan su actitud vacilante, especialmente por la ocultación de la nariz o de la boca con la mano izquierda. Si este gesto se hace con la mano derecha puede significar vergüenza o molestia. En ambos casos se muestra, sin querer, la vulnerabilidad del individuo.

Sonrisas de personas indecisas

Sonrisas de personas indecisas

Las cejas y los labios en una sonrisa                                                                                                                                                                                          No sólo la posición de la cabeza o los gestos de las manos ayudan a determinar el carácter o las intenciones de las personas cuando sonríen. La posición de las cejas y los labios también resulta muy reveladora, como pasa con la gente que sonríe sin enseñar los dientes y con las cejas ligeramente arqueadas.

Las personas que mantienen los labios apretados cuando sonríen son mesuradas, frías, con las cosas bajo control y apenas expresan sus emociones, inhibiéndolas o reprimiéndolas. De hecho, sus sonrisas pueden parecerse más a una mueca de desprecio que a una señal de simpatía. Es la sonrisa típica entre las “personas de poder”.

Sonrisa fría

Sonrisa fría

Los peinados: flequillo de lado                                                                                                                                                                                                      El flequillo de lado no se lleva para disimular, sino para rebelar la mirada juguetona de una persona sensual. Pero la intención cambia dependiendo del ojo que se oculta detrás del pelo. Escondiendo el ojo derecho, se afirma la necesidad de dominio erótico, mientras que, por el contrario, disimulando el izquierdo, se aprecia una señal de sumisión (amorosa en este caso).  Esta regla se aplica a las personas diestras, para las zurdas, sólo se han de invertir las coordenadas para descubrir qué rebelan sus peinados.

Flequillo y erotismo

Flequillo y erotismo

Puede que estos gestos nos traicionen…. O no, muestren lo que no nos atrevemos a decir. Y tú, ¿qué opinas?

Fuente información : Núvol. El digital de cultura (Francesc Ginebresa) Fuente original e ilustraciones: Ces gestes qui vous trahissent, de Joseph Messenger.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s